Atrofia de la creatividad en el deportista

  • Por Julio García Mera*
     

    Ojalá me equivoque en la percepción de lo que me rodea, pero creo que el músculo que más ha aportado en la evolución del ser humano, el músculo de la creatividad, está en desuso.

    Una vez hablé sobre el jugador creativo. Dije de él que era aquel deportista que ve lo que todos vemos en el terreno de juego, pero que piensa en un instante lo que nadie ha pensado. Asombra porque se asombra y deja aparcada la memoria, puesto que asombrar de memoria es imposible. También puse como ejemplo a dos mentes veloces: Celso  y Daniel, unos jugadores de Fútbol Sala capaces de descubrir lo oculto entre los matorrales de un partido.

    Ha habido pocos jugadores dotados con este raro privilegio, pero lo peor parece que está aún por llegar. La creatividad está en peligro de extinción. Obsérvese el vestuario tras una derrota. Cada miembro del grupo expone sus explicaciones. Ahí salen a relucir los fallos en defensa, la falta de actitud, las cochambrosas estadísticas, la nefasta actuación arbitral…¿ Y quién se acuerda de la actividad creativa, de la originalidad? Por eso el rendimiento del equipo tiene que ver más con umbrales anaeróbicos, pulsómetros y estadísticas que con la creatividad. ¿Quién se ocupa de ella hoy en día? Casi nadie.

    Existen varios obstáculos que impiden la aplicación de la creatividad. El primero está relacionado con nuestro cerebro. En la mayoría de los mortales predomina o bien el hemisferio analítico o bien el sintético. No obstante, sólo los buenos creadores son capaces de mantener una conversación constate entre ambos hemisferios y, por tanto, elaborar preguntas y resolverlas en las situaciones más insospechadas.

    La segunda barrera se encuentra en la rutina. El inexperto es capaz de concebir ideas nuevas. Sin embargo , el especialista, ése que aglutina años de experiencia y conocimientos, tiene gran dificultad para librarse del orden y de los métodos establecidos. A veces, el hecho de saber demasiado no ayuda a la creatividad.

    Otro límite lo establece la propia competición. Ser competitivo significa, entre otras cosas, reducir el número de errores. Pero los jugadores creativos cometen más fallos de lo normal porque se salen siempre de lo normal y sus acciones conllevan un riesgo añadido. Son unos eternos experimentadores, niños que se extrañan de la realidad cotidiana  y abren nuevos caminos hasta que llegan a la jugada insólita.

    Hay más limitaciones que aprisionan el uso de la creatividad. Aquí no hay espacio suficiente para un análisis más exhaustivo. Me conformo con dar un toque de atención: el artista se muere y deja paso al jugador clonado.

     

 

About Julio García Mera Julio García Mera es Director Deportivo de Inter Movistar y autor del libro Cuando El Deporte Te Abandona, sobre los retos a los que se enfrenta el deportista profesional. Antes de iniciar su etapa como gestor, ha sido campeón del mundo y de europa con la selección española de fútbol sala, y ha sido nombrado el mejor jugador mundial de este deporte.

 

Responde

 

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

  • ¡Inscríbete!

     

    Sports Marketing Forum 2012

    España , Madrid·19 -20 diciembre, 2012

    ¡Ven al Bernabéu a compartir una jornada de Marketing y gestión deportiva con los mejores profesionales y anunciantes de habla hispana!

    inscribirme 

     
  • Partners