El clavo del abanico

  • Por Julio García Mera*

     

    El clavo del abanico: pequeña metáfora para enfrentarse a una enorme crisis.
    En esta época de desorden e incertidumbre, donde cada nuevo día parece que estamos mucho peor que cuando nos fuimos a la cama, donde ni los grandes gurús tienen la receta para arreglar lo que hace tiempo se rompió y parece que jamás se arreglará, necesitamos regresar al pasado para ver cómo nuestros mayores salieron airosos de situaciones complejas. Una de esas situaciones, que marcaron el destino de nuestra vida y ha sido estudiada por todas las universidades del mundo, fue, sin duda, la transición española.
    Hay infinidad de estudios e investigaciones sobre la transición. Puedes mirarla desde distintos ángulos y emitir todo tipo de juicios. Pero hay algunos hechos incuestionables. Uno de ellos tiene nombre propio: Adolfo Suárez. Y de él podemos sacar una jugosa conclusión, que nos servirá para intentar arreglar el desaguisado en el que vivimos.
    El 5 de julio de 1976 El Rey designa como presidente del Gobierno a Adolfo Suárez. Casi un año más tarde, gana las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco con la coalición Unión de Centro Democrático. El 29 de enero de 1981 presenta la dimisión. Durante su mandato no sólo tiene que enfrentarse a las enormes dificultades que el cargo exige ( creación de la Constitución, legalización del Partido Comunista, lucha contra el terrorismo, etc…) sino también debe sofocar la división interna de UCD. La estructura está fragmentada. Es un partido que dispone de innumerables líderes locales y regionales con distintas tendencias ideológicas: liberales, democristianos, socialdemócratas. Pese a ello, Adolfo Suárez encauza la transición española.

    El sucesor en el cargo, Leopoldo Calvo Sotelo, lo explica mejor que nadie con una ocurrente imagen: “ Adolfo es el clavo del abanico. Las varillas no tienen más unidad que esa. Si quitáis el clavillo, el abanico se deshace”.
    El clavo es el cohesionador de todo el colectivo, el que cambia las tendencias centrífugas de los integrantes del grupo (intereses particulares, valores contrapuestos, modos de vida dispares…) en ideas centrípetas. Las varillas del abanico dejan de ser incongruentes y pasan a estar enlazadas, a tener un punto de unión consistente. Sin el clavo nada tiene sentido. Adolfo Suárez se convirtió en el condensador de anhelos , intereses, objetivos y vivencias de aquel momento. A partir de él se desencadenó el resto.
    En esa imagen tan visual de Calvo Sotelo se simplifica una época volcánica en lo social y lo político. Quizá sea una simplificación excesiva. Pero ayuda enormemente a entender gran parte de aquellos enredos.
    La lección que extraemos es sencilla: en una época extremadamente difícil, como la que nos ha tocado vivir, necesitamos encontrar el clavo que nos aporte sentido y coherencia. El clavo no tiene que ser una persona necesariamente. Puede ser un objetivo, un valor, una adversidad… Y tampoco tiene que ser un único clavo. Pueden, y deben ser varios clavos que se sucedan en el tiempo.
    En mi caso he ido encontrando los clavos en diferentes lugares. La familia y los amigos son claros referentes en mi vida. Gracias a ellos he ido construyendo mi significado. Pero en ocasiones aisladas, sin previo aviso, encontré clavos inesperados: personas que conocí por casualidad y dejaron una huella profunda en mi vida, lesiones que me truncaron los huesos y a las que tuve que enfrentarme, haciéndome más fuerte, compañeros de equipo, que me hicieron mucho mejor persona y mejor jugador, pequeños objetivos a corto plazo, que me ayudaban a dar un pasito más…
    Con esto no estamos dando la receta mágica para superar la crisis. Es una sugerencia, una invitación visual, una pequeña esperanza entre tanto pesimismo. Busca tu clavo y mueve el mundo, tu mundo.

 

About Julio García Mera Julio García Mera es Director Deportivo de Inter Movistar y autor del libro Cuando El Deporte Te Abandona, sobre los retos a los que se enfrenta el deportista profesional. Antes de iniciar su etapa como gestor, ha sido campeón del mundo y de europa con la selección española de fútbol sala, y ha sido nombrado el mejor jugador mundial de este deporte.

 

Responde

 

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

  • ¡Inscríbete!

     

    Sports Marketing Forum 2012

    España , Madrid·19 -20 diciembre, 2012

    ¡Ven al Bernabéu a compartir una jornada de Marketing y gestión deportiva con los mejores profesionales y anunciantes de habla hispana!

    inscribirme 

     
  • Partners